Blog de aprendizaje

Resumen de Develop Talent 2019

"El pez grande no se come al chico... se come al lento".

36

El pasado martes 9 de abril tuvo lugar Recruit&Develop Talent 2019 organizado por IKN Spain, reuniendo en un único encuentro dos salas dedicadas a selección y atracción del talento, por un lado, y a la fidelización y desarrollo del mismo, por otro.

El hilo temático de la sala DevelopTalent fue la felicidad, el bienestar, la experiencia y la fidelización del talento como palancas para lograr mejores resultados, y como medios para armonizar los intereses personales con los empresariales.

El presentador del evento fue Alfonso Merino (Incarlopsa), quien dio la bienvenida al acto resaltando cinco tendencias relacionadas con el talento: poner a la persona en el centro como medio de lograr más compromiso y por tanto mayor rentabilidad; el empleado como embajador de la marca, dentro y fuera de la compañía; el cambio organizacional como constante; la gestión por valores en vez de por competencias; y por último, la importancia de las analíticas y la medición en RRHH.

En la primera mesa tanto Irene Aguilar (Axa) como Gonzalo Lumbreras (Casino Gran Madrid) pusieron énfasis en el interés de las empresas en el desarrollo de modelos saludables y sostenibles en los que se garantice que el trabajo no sea fuente de malestar o riesgos, y que además se promueva una cultura del bienestar/felicidad, intentando conciliar lo que exige el trabajador con lo que necesita la empresa.

Para desarrollar estos contextos de trabajo profundamente humanos muchas empresas apuestan por desarrollar la figura del Chief Happiness Officer, actuando en seis ejes principales: conciliación, comunicación, desarrollo profesional y crecimiento personal, espacios saludables, clima laboral y reconocimiento. Se apoyan para ello en diversos estudios que tratan de demostrar que un mayor bienestar de los empleados incrementa la motivación, la innovación y genera no solo más beneficios, sino más iniciativas de intraemprendimiento.

En el siguiente panel de expertos, Julia Díaz (Ineco), Beatriz Miguel (Evo Bank) y Montserrat Sivilla (Grünenthal) comentaron las nuevas fórmulas para medir la evaluación del desempeño. Coincidieron en la importancia de tener una figura (bajo el nombre de Chief Happiness Officer u otro) que se responsabilice de garantizar y fomentar el bienestar. Por otro lado, se reflexionó sobre cómo transformar la evaluación del desempeño en algo que, más allá de medir resultados, aporte valor y se convierta en un aspecto motivacional. Programas de reconocimiento (formales e informales) y el feedback natural, constructivo y constante se pusieron como ejemplos de mejores prácticas que motivan y ayudan a mejorar al empleado durante todo el año, más allá de las citas formales ligadas a la evaluación del desempeño anual.

En el pool de casos de éxitos sobre cómo crear momentos de aprendizaje innovadores que consigan motivar, comprometer y sorprender a las personas, Elisa Espony (Suavinex) y Eurípides Álvaro y Daniel García (Seat) comentaron cómo lo están haciendo en sus respectivas empresas. Por ejemplo, a través de la creación de escuelas de formadores internos que sirven para captar, salvaguardar y transmitir el conocimiento de los expertos de la corporación.

Del mismo modo, se puso de manifiesto la importancia de desarrollar la mentalidad de “aprendizaje permanente” conocida como “Learnability”, según la cual el empleado tiene a su disposición recursos formales e informales para desarrollarse tanto en lo que necesita para hacer bien su trabajo día a día como para su propia transformación, por un lado, como en aquello que quiere/le apetece para su desarrollo puramente personal, por otro.

Tras el descanso tuvo lugar la siguiente mesa de casos prácticos sobre cómo potenciar el talento y la innovación en el ámbito corporativo. Lucio Fernández (Atresmedia) explicó su experiencia para fomentar el intraemprendimiento, el trabajo transversal y la gestión del talento (“inspira, innova, crea”). Resaltó la importancia de disminuir el miedo al riesgo y a probar y equivocarse en las empresas como único medio de salir de la zona de confort y proponer innovaciones que puedan convertirse en proyectos reales tras un proceso de filtrado y votación.

A continuación, Cristina García (Freixenet) y Vanesa García (Clicars) mostraron sus experiencias respectivas sobre cómo trabajar para conseguir la felicidad en dos empresas completamente diferentes en cuanto a histórico y tamaño, con profesionales con edades, perfiles e intereses muy diferentes. Para ambas, es clave conocer qué quieren los destinatarios y acercarse a ellos con ofertas de valor que resuelvan sus necesidades reales.

Después del almuerzo, Pablo González (Trivu) cuestionó las diferencias generacionales. En su charla inspiracional se preguntó si realmente los millennials y centennials son tangencialmente diferentes a los generación x o baby boomers cuando tenían su edad, o si simplemente son hijos de una época marcada por la conectividad y las redes sociales.

Por último, en el pool de casos prácticos de final de la tarde se pusieron en común diferentes técnicas para no solo atraer sino para fidelizar el talento. Francesco D´Italia (Banco Mediolanum), Lola Ortuño (L´Oréal España) y Sebastián Molina (Sodexo) explicaron como las nuevas tecnologías están cambiando radicalmente la manera de seleccionar y captar el talento específico que encaje no solo con las descripciones del puesto a cubrir, sino con la cultura y valores de la empresa. En este sentido la inteligencia artificial y los chatbots se convierten en una interesante herramienta para ayudar al técnico de selección a realizar su labor de forma más ágil, equilibrada, neutra y evitando posibles sesgos. También se resaltó la necesidad de crear una experiencia “wow” incluso antes de incorporar a los nuevos profesionales en la compañía, corroborando sus sensaciones de que han escogido la empresa y el proyecto adecuado.

En resumen, una jornada interesante para compartir mejores prácticas y realizar Networking,  que pone de manifiesto cómo cada vez se habla más de emociones y sensaciones en los eventos de Recursos Humanos, lo cual es indicativo de la importancia que se da a los empleados y a mejorar su experiencia y fidelización en el día a día: profesionales satisfechos, mayor rentabilidad.

Para saber más:

Photo by Mimi Thian on Unsplash.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.